Estética Facial

La Dra. Mª Eugenia Prieto Granados es especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, Master en Medicina Estética por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Medicina Estética y de la Asociación de Medicina Estética de Granada.

¿Qué es la Medicina Estética?

Es la práctica médica que aplica las técnicas necesarias para el mantenimiento y promoción de la estética, salud y bienestar, consiguiendo mejorar la autoestima de las personas, lo que facilita una mejor integración social, laboral y familiar y una mayor autorrealización personal.

No consiste en dejar de envejecer, sino en hacerlo de forma más saludable y con mejor calidad de vida.

¿Ha cambiado la Medicina Estética actualmente?

Sí, ha cambiado mucho. Hoy día se huye de esas caras “acartonadas”, sin arrugas, infladas y sin expresión. Se buscan tratamientos muy naturales, que no se noten, que den la sensación de que hemos descansado y que tenemos “el guapo subido”.

¿Qué tratamiento es el que más le gusta?

No hay un tratamiento que me guste más que otro. Lo apasionante es que los tratamientos son individualizados, porque cada persona necesita una cosa. Normalmente se trabaja con distintas técnicas y de forma progresiva. Podemos trabajar la piel, para que tenga más luz, más hidratación, menos flacidez… Una piel sana es la clave para parecer más joven. Esto lo conseguimos con peeling químicos (mediante la aplicación de distintos ácidos de forma controlada se eliminan las capas superficiales de la piel, siendo reemplazadas por otra nueva de mejores cualidades, eliminando manchas, cicatrices, acné, arrugas…). Con mesoterapia con vitaminas, con ácido hialurónico, con silicio orgánico, homeopática, etc, podemos detoxificar la piel, hidratarla, reafirmarla, tratar la celulitis, grasa localizada, la alopecia, cicatrices, estrías y otras alteraciones.

La toxina botulínica sirve para quitar las arrugas de expresión, las famosas “patas de gallo”, las arrugas del entrecejo y de la frente.

Con los rellenos de ácido hialurónico se corrigen arrugas como el “código de barras”, los surcos nasogenianos, las líneas de marioneta, perfilar el labio, podemos dar volumen a los pómulos, a los labios o corregir una nariz.

Productos como los hilos tensores y la hidroxiapatita cálcica consiguen estimular el colágeno, produciendo un efecto tensor y de mejor calidad de la piel.

Con la carboxiterapia se introduce aire bajo la piel, aumentando la oxigenación y la vascularización; tiene efecto lipolítico, funcionando en celulitis, papada, bolsas, grasa localizada o rejuvenecimiento de la piel.

¿Los tratamientos son permanentes?

Actualmente no se trabaja con rellenos permanentes, buscamos naturalidad. Nuestros rasgos van cambiando con el paso del tiempo y sobre esos cambios vamos trabajando. Un relleno de ácido hialurónico, según la zona donde se ponga, puede durar aproximadamente un año, por lo que si al año no nos apetece volver a ponerlo no pasa nada, ya que poco a poco se irá reabsorbiendo.

Los tratamientos activadores del colágeno, como los hilos y la hidroxiapatita cálcica, una vez inyectados producen la activación de nuestro colágeno alrededor del producto, siguiendo los vectores necesarios para reafirmar. Al tiempo, el producto se reabsorbe, pero nuestro colágeno permanece ahí. Hacemos trabajar a nuestro cuerpo.

¿Y son dolorosos?

Siempre intento que sea lo menos molesto posible; con la anestesia local apenas se nota. El tratamiento es ameno, vamos hablando en un ambiente tranquilo. Al principio los pacientes vienen algo asustados, pero una vez que prueban siempre dicen que no es tan doloroso como se esperaban.

¿Qué recomendaría a una persona que se esté planteando acudir a una consulta de Medicina Estética?

Que acuda a un centro autorizado por Sanidad para desempeñar este tipo de tratamientos y que se asegure de que la persona encargada de realizarlos esté cualificada para hacerlo.